banc semen2

Banco de semen

¿Qué es un banco de semen?

El banco de semen tiene como finalidad la crioconservación (congelación) de espermatozoides para su utilización diferida en técnicas de reproducción asistida; es decir, que se utilizarán con posterioridad al momento de su eyaculación.

¿Quién es candidato a criopreservar semen?

Estos espermatozoides pueden proceder de donantes anónimos que cumplan los criterios de selección que marca la legislación vigente. También pueden ser varones que solicitan la criopreservación de sus propios espermatozoides, ya sea por indicación médica, por ejemplo antes de someterse a tratamientos que comprometen su fertilidad futura, como la quimioterapia o radioterapia, o por otras razones de tipo personal o psicológico.

Para la fecundación in vitro es necesario disponer de semen en el momento en el que se va a realizar la extracción de óvulos a la pareja. Si no es posible su obtención en el mismo día, a causa de desplazamientos, compromisos laborales, problemas psicológicos derivados de la ansiedad que provoca la recogida del semen en un momento preciso o por otras razones, se puede recurrir a la criopreservación previa del semen.

También solicitan la criopreservación seminal algunos varones que piensan someterse a una vasectomía.

¿Cuánto tiempo se conserva criopreservado el semen propio?

Las muestras de semen congeladas no tienen una fecha límite para poder ser utilizadas, es decir su calidad no se deteriora con el paso del tiempo. Sin embargo, los pacientes están legalmente obligados a comunicar al banco su deseo de seguir manteniendo las muestras y, si procede, a abonar los costes que de ello se pueden derivar.

En caso de fallecimiento del varón, las muestras crioconservadas deben ser destruidas, salvo que dicho paciente las haya cedido a una persona determinada, en escritura notarial, para su uso en técnicas de reproducción asistida. Dicha persona dispone de un plazo máximo de doce meses para su utilización. Una vez transcurrido dicho plazo, ya no las podrá utilizar, puesto que se procede a la destrucción de las aún restantes.

¿En qué casos es necesario recurrir al semen de donante?

Se precisa recurrir a la donación de semen en casos de parejas con esterilidad por factor masculino extremo, también en el de aquellas parejas en las que exista un alto riesgo de transmisión de enfermedad hereditaria paterna, y en casos de mujeres con deseo de descendencia y sin pareja masculina. Además de la donación, es necesario realizar una técnica de reproducción asistida, ya sea una inseminación artificial o un ciclo de fecundación in vitro.